Bocadillo camarones de Nueva Orleans

Bocadillo camarones de Nueva Orleans

Nueva Orleáns es una ciudad increíble, conocida por su fantástica música, su gente tan acogedora y hospitalaria, y su maravillosa gastronomía – el po’ boy, es decir, un tradicional sándwich de Nueva Orleáns elaborado con carne o pescado y otros complementos en un pan de estilo francés

Este sándwich típico de Louisiana nació en los años 20 y se cuenta que los trabajadores hicieron una huelga debido a los bajos salarios que recibían y los propietarios de la cafetería, se mostraron solidarios con el sindicato y con la causa, y crearon un sándwich económico que pudieran servir a sus antiguos colegas de manera gratuita. De manera divertida, los empleados del restaurante se referían a los trabajadores del tranvía con el término «poor boys» (chicos pobres), que en el dialecto local sonaba como ‘po boys’, y cada vez que un huelguista entraba en la cafetería, gritaban «¡Aquí viene otro po’ boy»! Al final, el sándwich acabó recibiendo ese curioso nombre.

Para ésta #receta he utilizado la buttermilk (leche con 1 cucharadita de vinagre se deja unos minutos y ya esta preparada) y como no lo había preparado antes así me pareció curioso y está rico, no es que se note una barbaridad pero mola, siempre lo hago con huevo y harina los rebozados y esta vez con un toque diferente para un plato típico de USA.

INGREDIENTES:

Trituramos las #especias:

– 1/3 cucharaditas de sal
– 1/2 cucharadita de pimienta de cayena
– 1 cucharadita de ajo molido
– 1 cucharadita de pimentón
– 1/2 cucharadita de orégano seco
– 1/2 cucharadita de tomillo seco
– 1/2 cucharadita de pimienta negra molida
– 1 cucharadita de cebolla molida

Resto de ingredientes:
-1 taza de #harinablancapanadera w-180 @lapaneraecológica
-1 taza de #buttermilk
– 500 gr de #langostinos #camarones pelados y limpios
– Aceite oliva virgen extra #aove


PREPARACIÓN:

Ponemos a calentar el aceite en una sartén y mientras rebozamos.

Coloca los langostinos en un bol con dos cucharaditas de mezcla de especias en un recipiente, mezclar.

La buttermilk la tenemos preparada, parece como cortada pero es así como queda, el sabor un poco agrio es un toque persona.

Se hunde brevemente los langostinos en la buttermilk y a continuación rebozamos en harina.

Se fríen los langostinos hasta que adquieran un color dorado, se hacen en un momento y lo dejamos sobre papel de cocina para que absorba el aceite. Los hacemos en varias tandas para que se hagan mejor, la sartén es mejor que no esté llena o no se harán bien.

Corta el pan francés a lo largo y unta los lados cortados con una cantidad generosa de salsa tártara, le ponemos por encima la lechuga en tiras, el tomate(en mi caso no tenía), las cebolletas, pepinillo y los langostinos. Le ponemos salsa picante si nos apetece.

Share
4 Comentarios
  • Cuca
    Posteado a las 08:46h, 21 mayo Responder

    ¡Me encanta! Hace tiempo que quiero visitar Nueva Orleans pero ni mi situación familiar ni la situación a nivel mundial son las más apropiadas ¡ya llegará el momento! ¡Besos mil!

  • Diana Moriel
    Posteado a las 20:30h, 24 mayo Responder

    Mmmm! Se ven deliciosos, ese bocadillo me encanta!
    Besos

  • Elisa Gómez Fernández
    Posteado a las 22:46h, 24 mayo Responder

    Me parece exquisito, no tenemos que ir tan lejos para disfrutarlo, tú nos los has traído a casa. Mil beso

  • Angelica Berrios
    Posteado a las 14:09h, 26 mayo Responder

    Hola Maribel! No conocía este sándwich y la historia destrás del platillo le pone más sazón al asunto, me encanta.
    Está muy rico y fácil de preparar, me lo apunto!!
    Besos!!

Publicar un comentario