Conejo al ajillo

conejo-al-ajillo

Hoy traigo un plato clásico en la cocina española, Conejo al Ajillo con un delicioso sabor que te atrapa.

El conejo es una carne blanca con poco aporte de grasa, si es salvaje la carne es más dura, eso lo tenemos que tener en cuenta, a mi me pasa cuando voy al pueblo y allí se hace caza menor, los conejos y las liebres en cuanto se abre la veda los cotos de caza se llenan de cazadores con sus perros buscando conejos que para un agricultor no hay nada peor, hacen su madriguera y muchas viñas y huertos quedan afectados, pero hay que convivir y eso es lo que hacen un equilibrio en el campo.

Me acuerdo la primera vez que lo probé cuando era pequeña y me llevaron primero a ver unos conejos que tenía un familiar en el desván de la casa y después me invitó a comer conejo, no pude probarlo, claro yo pensando en esos animalitos tan graciosos como los desollaban y luego me lo pones en la mesa puf pues no podía.

conejo-al-ajillo
conejo-al-ajillo

Ahora aprecio mucho su carne y para que no se quede seca hay que dejarlo cocinar no solo freír como hacemos con el pollo.

En Castilla la Mancha podéis pedir el plato por toda la comarca lo tienen en muchos menús, para mi en el Toboso es uno de los lugares donde más me ha gustado cómo lo preparan.

Podéis ver también las Migas manchegas, Pisto manchego, caldereta de cordero, Timbal de pisto con bacalao,

También podéis ver recetas de conejo , conejo al horno, conejo al romero

Índice
  1. Ingredientes:
  2. Preparación:

Ingredientes:

  • 1 conejo ya partido en trozos con el hígado y cabeza
  • 2 vasos de vino blanco
  • 4 dientes de ajo
  • perejil
  • aceite de oliva virgen AOVE
  • sal y pimienta

Preparación:

Utilizamos una cazuela ancha para que se haga bien por todos lados.

En la cazuela o sartén ancha ponemos aceite que cubra la base de la sartén como unas 4 cucharadas de aceite.

Salpimentar el conejo en trozos con el hígado y la cabeza.

Cortamos el ajo en láminas y se lo añadimos a la cazuela con el aceite ya caliente unos segundos, no queremos que se queme.

Añadir el conejo para que se selle vuelta y vuelta y a continuación le añadimos un poco de perejil bien picado.

Ponemos los dos vasos de vino y dejamos que se mezcle bien con el conejo, dejamos a fuego medio y la carne tiene que cubrirse un poco.

Si nos falta líquido le ponemos medio vaso de agua y una pizca de sal, dejamos cocer unos 20 minutos.

Antes de servir le ponemos perejil por encima.

Quizás te puedan gustar estas recetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir